Exceso de Nutrientes

El exceso de nutrientes en las plantas de cananbis se presenta de manera habitual en forma de quemaduras en puntas, manchas en las hojas de colores amarillentos y marrones, y caída foliar u hojas excesivamente verdes.

Pero tenemos que tener en cuenta de qué modo hemos fertilizado u abonado nuestras plantas de marihuana.

Existen dos posibilidades:

Una de ellas es la fertilización aérea lo normal es que se presenten los síntomas en forma de quemaduras en el haz de las hojas, las formas son variadas, dependiendo de la gota de pulverización; y los colores van del marrón al amarillo.

!Ojo! no confundir con quemaduras producidas por el sol, debido a la fertilización aérea o tratamiento contra plagas u hongos, en horas de máxima incidencia de los rayos del Sol.

Y luego está la fertilización por irrigación, es decir el riego normal al que añadimos el fertilizante a nuestras plantas.

Los síntomas de esta incidencia son distintos, dependiendo de la cantidad de fertilizante con el que nos hemos pasado: pueden mostrarse en forma de: hojas amarillentas u amarillas, verdes oscuras !casi radiactvas!

(A pesar de parecer que esto es genial, no lo es, esta sería una muestra de que todo lo que sube ha de bajar, y en una planta de cannabis puede ser un fallo importante, debido a que puede atraer plagas o impedir la absorción de otros nutrientes esenciales)

También pueden presentarse quemaduras en la punta de las hojas y ronchas marrones u amarillentas en la superficie. Otro síntoma visible a corto plazo, sería la muerte de la planta.

Nuestro consejo es seguir las indicaciones de cada marca de fertilizantes y ajustarnos a sus instrucciones de abonado todo lo que nos sea posible. Por otra parte está nuestro Grow Shop de confianza en el que con gusto nos indicarán cómo debemos abonar de manera adecuada, así como la hora del día aconsejada para hacerlo.

La forma más eficaz de resolver este asunto es haciendo un lavado de raíces. Que no es más que un par de riegos con agua sola, sin ningún tipo de fertilizante.

Y por último un consejo: si hemos comprado la turba ya fertilizada o el suelo en el que hemos puesto nuestro cultivo lo está, sería positivo para nuestras plantas de cannabis añadir algo menos de abono, al menos al principio del cultivo.