ENFERMEDADES EN CANNABIS

Enfermedades causadas por Hongos

Cualquier Hongo o ataque fúngico, es considerado una enfermedad. No se trata de hongos especiales sino comunes, como pueden ser Oidio, Mildiu, etc.

Enfermedades causadas por Nemátodos

Estos patógenos pueden ser especialmente dañinos. En concreto los que se encuentran en suelo y que atacan a las raíces, provocando disfunción en la planta. El calor y las temperaturas suaves son condicionantes para su desarrollo. Las plantas presentan retraso en el crecimiento, clorosis y deformaciones. A demás reducen la cosecha.

Enfermedades causadas por Virus

Estos rara vez matan a la planta, aunque reducen su rendimiento. Los virus en cannabis llegan a través de vectores como la Mosca Blanca y el Pulgón. Insectos de aparato bucal picador-chupador cuyo alimento son los fluidos vegetales. Si una planta de cannabis ha contraído un virus, todas sus partes vegetativas quedarán contaminadas, hasta el polen y semillas.

Una vez que tu planta haya contraído un virus, lo mejor será deshacerte de ella, ya que el resto de tu cultivo puede ser contaminado.En principio si la plantación está destinada al consumo, no tiene porqué suponer ningún problema.

VIRUS

VMT (virus del mosaico del tabaco) común en invernaderos, su desarrollo es óptimo a 40º. La enfermedad causa decoloración entre las venas de las hojas más jóvenes, seguido por un desarrollo moteado (mosaico de patrones oscuros y claros). Las hojas se pueden arrugar y desarrollar rugosidades, deformar y curvar. La mayoría de hojas acaban sufriendo necrosis y el crecimiento general de la planta se bastante afectado.

HMV (virus del mosaico del cáñamo)

HSV (virus del estriado del cáñamo) el pulgón es su principal vector.

TRSV (virus de la mancha anular del tabaco) y TSV (virus del estriado del tabaco) infectan a las plantas de cannabis con síntomas sinmilares al VMT, así como el Virus del Mosaico de la Alfalfa. De todos ellos los vectores principales son el pulgón y semillas ya contaminadas.

ArMV (virus del mosaico del Arabis)tiene como principal vectores a semillas ya infectadas y nemátodos, aunque en principio no se manifiestan síntomas en la planta de cannabis.

CMV (virus del mosaico del pepino), ataca tanto a plantas de pepino como al cáñamo, también con semillas y pulgones como principales vectores.

TomRSV (virus de mancha anular del tomate) este utiliza también a la planta de cannabis como huésped.

Enfermedades causadas por Bacterias y Fitoplasmas

BACTERIAS

-Tizón bacteriano. Puede afectar plantas de cualquier edad, comenzando con la formación de pequeñas manchas húmedas en las hojas. Luego las manchas se agrandan, a lo largo de las nervaduras (raramente las cruzan) y se tornan marrones o grises. El tejido muerto se resquebraja dejando la hoja con perforaciones. También se pueden
formar lesiones en el tallo. Las plantas afectadas quedan raquíticas y deformes.

-Striatura Ulcerosa. Esta enfermedad ataca plantas adultas, comenzando como lesiones cerosas ovales de color gris oscuro, que crecen a lo largo de los tallos. Estas lesiones raramente circundan más de la mitad de la circunferencia del tallo, pero pueden tener hasta 10 cm de largo. Pequeñas pústulas (1-2 x 2-3 mm) aparecen en las
lesiones, repletas de una secreción amarilla mucilaginosa compuesta de bacterias. Al romperse estas pústulas destrozan la epidermis, y nuevas pústulas crecen alrededor de sus restos.

-Tizón por Xanthomonas. Esta bacteria produce un polisacárido extracelular mucilaginoso, conocido como goma xantana, que bloquea el xilema e interrumpe el flujo de los fluidos en la planta. La sintomatología es muy similar a la del tizón bacteriano descrito anteriormente.

-Fuego salvaje y Mancha foliar de Wisconsin. Estas dos enfermedades son difíciles de distinguir de los tizones y entre ellas. Los síntomas comienzan en las hojas inferiores y se dispersan rápidamente en clima húmedo. Las manchas húmedas se vuelven pequeñas lesiones necróticas rodeadas por halos cloróticos, que pueden coalescer y formar áreas necróticas irregulares. Alternativamente, las lesiones foliares pueden crecer y transformarse en manchas angulares sin halos, limitadas por las nervaduras. Las hojas afectadas
quedan retorcidas y deformes. El fuego salvaje (wildfire en inglés) es provocado por Pseudomonas syringae pv. tabaci; mientras que el agente causal de la mancha foliar de Wisconsin es
Pseudomonas syringae pv. mellea.

-Agalla de la corona. Los síntomas aparecen dos semanas después de producida la infección. Se trata de crecimientos anormales, de color beige,
y superficie granular. Estas agallas esféricas se forman en el tallo sobre la línea del suelo (corona) o crecen en las raíces por debajo; pero raramente se observan creciendo en la parte aérea del tallo, y muy pocas veces exceden los 10 mm de diámetro. La agalla de la corona atrofia las plantas pero no suele matarlas.

-Marchitez bacteriana. Los síntomas de esta enfermedad comienzan como manchas verde opacas en las hojas, seguidas por marchitez súbita y necrosis de las hojas y tallos. Algunas plantas presentan un marchitado incipiente, mientras que otras sufren un marchitado total y mueren. Las plántulas son especialmente susceptibles. Cuando se hace un corte a un tallo afectado, se puede observar que exuda un fluido altamente viscoso compuesto por esta bacteria, que normalmente crece en el sistema vascular de las cucurbitáceas (pepino, melón, zapallo, etc.).

FITOPLASMAS

Los fitoplasmas son parásitos obligados, y sólo puede sobrevivir en el interior de las plantas huéspedes. Son organismos de dimensiones similares a los virus. Se desarrollan provocando enfermedades en las plantas localizándose en el floema. Son trasmitidos a las plantas por los insectos dotados de aparato bucal picador-chupador, como la Mosca Blanca.
Los fitoplasmas invaden la vía floemática de la planta dando lugar a síntomas de arrugamiento foliar y en algunos casos llegan a necrosar las hojas.