Cochinillas y lapas

Pueden aparecer dos principales cochinilla acanalada y cochinilla algodonosa, ambas son muy poco frecuentes en cultivo de interior. Se alimentan de los fluidos vegetales. Aparentemente quietas y de coloración blanquecina, siendo de aspecto algodonoso la cochinilla algodonosa. Al igual que el pulgón, las cochinillas excretan melaza, que a consecuencia de ello puede atraer a otros insectos.

Como control biológico tenemos a Criptolaemus montrouzieri, su larva devora a la cochinilla algodonosa y a Coccinella septempunctata.

(plaga a la izquierda, depredadores de la plaga a la derecha)

Lapas

Poco frecuentes en interior, se alimentan de los flujos vegetales de las plantas de cannabis. Son redondeadas u ovaladas, poseen un caparazón protector (cutícula) de coloración, marrón, blanca, negra o gris. Suelen encontrarse en la unión de los tallos, que es el lugar dónde forman sus colonias. Tambénn excretan melaza. Permanecen aparentemente inmóviles.

Tanto las lapas como las cochinillas, debilitan a las plantas. A demás, atraen a otros insectos como las hormigas debido a sus melazas, también estas melazas pueden ayudar a la aparición de la negrilla.

Para combatirlos, basta con jabones, como el jabón potásico, a demás podemos usar el aceite de neem,  o bien limpiar manualmente la planta con una mezcla de agua y alcohol al 50%, pasando un paño o bastoncillos. Las lapas se harán más de rogar, ya que será más efectivo rasparlas y arrancarlas.